robot_constructor_01

Tu próxima casa la podrían construir robots

Nos vamos a acostumbrando a ver grandes avances en el mundo de la impresión 3D, desde el punto de vista de la calidad que se puede conseguir, y también desde el precio al que se ofertan los sistemas. Pero sacar la idea de unas instalaciones o habitación, para ponernos a construir edificios, es un salto muy grande.

Pues eso es en lo que trabajan un grupo de investigadores del IAAC de Cataluña, crear edificios con un ejercito de “pequeños” robots, que incluyen impresoras 3D embutidas en sus cuerpos. La intención final es que el conjunto de robots sea autónomo, y una vez conozcan el diseño, no necesiten demasiada ayuda humana.

robot_constructor_01

El principal problema que se han encontrado todos aquellos que se han dispuesto a crear grandes construcciones de esta forma, es que la impresora, o el medio que la hace operar lejos del suelo, debe ser muy grande para cubrir con garantías el resultado final.

¿Y si esos robots se pueden mover a lo largo de la construcción? Los minibuilders, que así se llaman, están concebidos para eso. Se mueven por lo que ellos mismos van creando, sin necesidad de moldes o estructuras de soporte.

Lo mejor es ver a los primeros prototipos de minibuilders en acción para entender cómo funciona el sistema, o al menos una idea inicial de lo que proponen:

https://www.youtube.com/watch?v=rBQSFIHfj0I

Los robots trabajan en equipo para inyectar material y crear una estructura en capas – hasta veinte -, que se va generando con el robot en movimiento sobre ella. Otros robots se encargarán de crear techos, suelos, y ventanas, sobre la estructura principal.

Por último, tenemos un tercer tipo de minibuilder que se encarga de crear una capa protectora que da consistencia, y lo hace sobre toda la superficie visible. Lo interesante es que se mueve con un sistema de aspiración que lo permite mantenerse pegado a las paredes.

La única conexión necesaria es la de los conductos por los que circula el material que se va a utilizar en la impresión. En la siguiente imagen nos podemos hacer una buena idea del resultado final que se puede conseguir:

robot_constructor_02

Al margen del resultado final que se pueda conseguir en el futuro, lo que nos venden es que el proceso de creación pasa a ser menos costoso, más limpio, y las máquinas son más fáciles de transportar a los lugares donde se vaya a acometer la construcción.

En el IAAC no pretenden quedarse con lo desarrollado para sacar tajada de ello, de hecho quieren abrir las puertas a terceros – una prueba – para que les ayuden a mejorar o evolucionar el proyecto. De hecho, recientemente han hecho públicos los detalles de diseño de los robots.

robot constructor

La intención es hacerlos llevar más allá de la construcción, entrando en campos como la instalación de tuberías, o pintar los propios edificios.

No estoy en condiciones de valorar si el sistema de construcción actual está anclado en el pasado, o si lo que son capaces de crear los minibuilders nos da garantías para sustentar un edificio con personas dentro, pero está claro que estamos ante un camino más que interesante y prometedor por descubrir.

[Vía xataka.com]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>