e-david, el robot pintor

El arte es una representación de nuestras ideas o nuestras emociones que tiene una finalidad estética o comunicativa; una actividad que, evidentemente, entendemos que solamente puede realizar un ser humano. Sin embargo, en la Universidad de Constanza (Universität Konstanz), situada en Alemania, un par de investigadores se han propuesto demostrar que un robot también puede convertirse en un artista; un robot pintor capaz de pintar cuadros con estilo impresionista y unos retratos de muy buena calidad.

Oliver Deussen y Thomas Lindemeier, que son los dos investigadores a cargo del proyecto, han desarrollado un robot llamado e-David que es capaz de pintar retratos y, además, combinar los colores de su paleta de óleos para conseguirlo. Lógicamente, el concepto de arte que tiene este robot es muy distinto al que tendría un pintor humano; su técnica es puro software y algoritmos que toman como base una foto y, mediante aproximaciones sucesivas, intentan reproducirla con la pintura que se está realizando. Dicho de otra forma, el robot compara el modelo original que debe pintar con la pintura que está haciendo y, a partir de este feedback visual, considera qué partes del cuadro debe mejorar.
Este robot también es capaz de analizar su propio proceso de pintado: luego de cada trazo toma una foto de su obra y calcula donde debe ir el siguiente trazo sobre el lienzo, por lo que no se puede considerar el ‘pintor’ más rápido del mundo. Los creadores creen que este enfoque iteractivo ayudará a una mejor comprensión de la forma en la que los artistas visualizan y generan una obra maestra.

“Nuestra hipótesis es que la pintura, por lo menos la parte técnica, se puede ver como un proceso de optimización en el que el color se distribuye de forma manual en un lienzo hasta que el pintor es capaz de reconocer el contenido, sin importar si se trata de una pintura representativa o no”, explican los científicos en su publicación.

Además aseguraron que e-David “nos permitirá centrar el proceso de elaboración de una pintura en un marco de optimización. Esto nos permitirá investigar los sistemas humanos de optimización y saber hasta qué punto estos se pueden formular utilizando algoritmos”.

El resultado, la verdad, es muy interesante; máxime si tenemos en cuenta que e-David es capaz de utilizar 5 pinceles (e incluso es capaz de limpiarlos) y combinar 24 colores que forman parte de su paleta. Un proyecto que vale la pena ver en funcionamiento.

[Vía alt1040]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>