BioniCopter, la libélula robótica de Festo

El BioniCopter es la última maravilla de la firma de robótica alemana Festo, una compañía conocida por la creación de numerosos dispositivos que emulan la vida silvestre, incluyendo aves, medusas o pingüinos.
Destinado a imitar los movimientos de una libélula, el BioniCopter es capaz de volar en todas direcciones, incluyendo hacia atrás, y también flotar indefinidamente en el mismo sitio.
Mientras que existen otras muchas libélulas a control remoto, muchas de las cuales se venden como juguetes, el BioniCopter es el primer dispositivo que puede simular la función de un avión, un helicóptero y un planeador en el mismo dispositivo.
Con poco más de 44 cm de largo, es un poco más grande que una libélula real, pero esta nueva versión robótica es tan ágil en el aire que sus creadores afirman que puede volar en todas las direcciones y ejecutar las más complicadas maniobras de vuelo por lo que podría ser enviada a situaciones de difícil acceso.
Festo dice que la fibra de carbono y aluminio de sus cuatro alas baten hasta 20 veces por segundo, lo que lo impulsa a través del aire como si estuviera nadando en lugar de volar. Tiene una envergadura de 63 cm y pesa 175 gramos.
La capacidad de la BionicOpter para mover cada una de las alas de manera independiente le permite a frenar y girar bruscamente, acelerar con rapidez e incluso volar hacia atrás. “Esta forma única de vuelo se hace posible por su construcción ligera y la integración de funciones: componentes tales como sensores, actuadores y componentes mecánicos, junto con los sistemas de control abiertos y de bucle cerrado, instalados en un espacio muy estrecho y con una correspondencia exacta el uno al otro”, dijo el Dr. Heinrich Frontzek de Festo.
El BionicOpter además de poder mover cada una de sus cuatro alas de forma independiente, puede controlar la amplitud de cada ala, la frecuencia y el ángulo de ataque.
Incluyendo la cabeza y el cuerpo, el robot posee 13 grados de libertad, lo que le permite acelerar rápidamente, decelerar, girar y volar hacia atrás. Y en total, las alas del BionicOpter son accionadas por nueve servomotores.
A pesar de su complejidad, el sistema altamente integrado puede manejarse fácilmente y de manera intuitiva a través de un teléfono inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>