Microsoft desarrolla una pantalla táctil que simula la presión sobre objetos

Un tema que ha destacado en estos días es el uso de 3D – en general para escanear objetos físicos y transformarlos en modelos tridimensionales en la computadora. Y uno de los proyectos más interesantes – tanto en sentido literal como figurado – es la pantalla 3D con retroalimentación táctil denominada TouchMover que Mike Sinclair, Michael Pahud y Hrvoje Benko han desarrollado en cooperación con el Laboratorio de Ingeniería de Microsoft Research. Esta permite a sus usuarios sentir con lo que están interactuando, mediante un robot que mueve la pantalla en función del objeto que se toca y de la presión sobre el mismo.

Si se toca un objeto sólido y pesado, la pantalla ofrecerá más resistencia que si fuese un globo, y esa resistencia se obtiene por un empuje contra el dedo del usuario, suministrado por el brazo robótico de la pantalla. Esta tecnología podría permitir a los médicos examinar imágenes de resonancia magnética en 3D y utilizarse en videojuegos y mundos inmersivos.

 La retroalimentación táctil siempre ha sido una gran área de interés para Mike, y ha estado muy involucrado en la Primera Competencia de Robótica. Este proyecto combina las dos disciplinas en una experiencia de pantalla 3D que agrega la sensación de tacto. El monitor de proyección estándar ha sido actualizado con transductores de resistencia que sienten la cantidad de presión que una persona aplica en la pantalla.

 Los transductores trabajan en conjunto con un robot unidimensional que se parece un poco a aquellas monturas articuladas para la televisión que se extienden y giran lejos de la pared. El robot responde a los datos sensoriales generados por la presión de las puntas de los dedos y se mueve adelante o atrás de según se requiera.

Para explorar las diferentes dinámicas que vienen con esto, el equipo desarrolló un sencillo juego en el cual, el usuario empuja una diferente variedad de objetos fabricados con diferentes materiales: un cubo de concreto, uno de madera, otro de esponja, una pelota de playa y la siempre presente taza de café de Microsoft, que por cierto, es reciclable.

 El equipo también abordó el tema de cómo los doctores podrían utilizar este proyecto para navegar de manera virtual, el escaneo del cerebro de un paciente e identificar dónde se necesita tratamiento. Es obvio que hay mucha ‘magia’ en juego aquí, y a juzgar por el número de gente que hizo fila, también hay una gran cantidad de curiosidad sobre hacia dónde este proyecto puede llevar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>